sábado, 31 de marzo de 2012

CORDERO AL ESTILO TURCO, CON CUSCÚS

Antes de que vengan "los rigores" del ayuno y abstinencia del Jueves y Viernes de la Semana Santa, me apetecía cocinar una buena receta de cordero. En este caso me he decidido por cocinar otra versión del cordero a lo árabe, concretamente  al "estilo turco". Sí, una interpretación de otra receta de cordero del famoso cocinero Jamie Oliver. 
Los que me seguís, sabéis que ya en este blog, tengo una receta de cordero con "aire" arabesco, inspirada igualmente en el  programa de Jamie viajando por Turquía. Tanto aquella, como ésta, son interpretaciones que yo he hecho de recetas que daba en aquel programa. Jamie comentaba cómo cocinar el cordero con ese toque árabe y daba muchísimas claves, recetas con diferentes ingredientes, para cocinarlo como lo hace la gente de aquel maravilloso país. No os descubro nada, si os digo que los árabes prefieren el cordero mayor, lo que nosotros aquí llamamos recental, a diferencia de nuestra cultura en la que preferimos los corderos pequeños (lechales).
Esta primera receta de la que os hablaba, la podéis ver, si os apetece, en este enlace: http://la-lengua-de-la-mariposa.blogspot.com.es/2011/10/tajine-de-cordero-con-pasas-almendras-y.html  . No obstante, esta versión del cordero, que s presento ahora, tiene unos matices diferentes, pero comparte con aquella ese delicado sabor que se consigue cuando le aproximamos a los sabores dulces, y se diferencia, en que aquella primera tiene un sabor más especiado, que se consigue, precisamente con la mezcla de especias que lleva.
Mirad qué pinta tiene este trozo de pierna de cordero, acompañada de cuscús y con el toque fresco de la hierba buena o menta, que podéis añadir picada en el último momento. Así da gusto comer cordero, por muy grande que sea el animal.



INGREDIENTES
- 1 o 2 piernas de cordero recental, troceadas (en tres o cuatro trozos). Todo dependerá de los que os quepa en el recipiente que el que vais a hacer la receta. Creo que ya os enseñé "el cacharro" que me compré el año pasado, con esa tapa campaniforme. Salió perfecto, como siempre. No obstante, si no tenéis un recipiente como éste, lo podéis hacer en cualquier cacerola.
Tanto si lo hacéis en recipiente de barro, como en una cacerola convencional, hay que "sellar" la tapa con papel de aluminio, para que que se pueda hacer a fuego muy lento, y no se pierda nada del vapor necesario para que la carne se haga lentamente y quede jugosa.





Éste es el famoso cacharro, donde hice este maravilloso cordero.
Más ingredientes:
- Romero y tomillo fresco.
- 2 cebollas (si las compráis rojas, mejor)
- Uvas pasas, ciruelas pasas y orejones (75g. de cada)
- Frutos secos: Le va muy bien los pistachos (por el toque salado que aporta) y/o las almendras que previamente podemos tostar.
- Mermelada de melocotón.
- 100 ml. de tomate concentrado (le puse ketchup).
- 75 ml. de Salsa Worcestershire (Salsa Perrins)
- Un botellín de cerveza.
- 400ml. de agua.
- Hierbabuena o menta.
- Aceite de oliva Virgen Extra.
- Sal
- Pimienta negra molida.


Acompañamientos
- Opción 1: Cus-cús. Es la opción que elegí, para acompañar el plato, como podéis ver en la foto.
- Opción 2: Puré de Nabo o puré de patata.
- Opción 3. Ensalada de canónigos, berros y cebolleta con el siguiente aliño: Sal, aceite de oliva, menta picada y vinagre de sidra.
- Opción 4: Un aceite de menta: menta, sal y aceite de oliva virgen extra. Triturar colar.

ELABORACIÓN


1. Lo primero que hacemos es salpimentar los trozos de cordero y los doramos bien con muy poco aceite. Añadimos unas ramitas de romero y de tomillo, que sacaremos a los 2-3 minutos para evitar que se quemen, que darían un mal gusto al guiso.


2. Añadimos la cebolla cortada en juliana fina.


3. Ponemos las pasas, los orejones y las ciruelas


4. Ponemos el tomate concentrado (Ketchup), y la mermelada de melocotón.


5. Los frutos secos. Yo le puse pistachos tostados y salados.

6. Ponemos la cerveza, el agua y la salsa Worcestershire




7. Cuando empiece a hervir, tapamos con la tapa del cacharro, o cacerola donde lo vamos a hacer, e (importante) sellamos con papel de aluminio, y bajamos el fuego al mínimo.


8. Pasadas 2 horas de cocinado, a fuego muy, muy lento, (al 1 en la vitro), el cordero tendrá este aspecto. Os daréis cuenta de que, con toda seguridad, tendréis que dejar reducir el caldo 10 minutos.



9. Preparar el cuscús: Ponemos a hervir en un cazo 750ml. de agua con sal y 50g de mantequilla.  Cuando esté hirviendo, añadimos 300 g de cuscús. Apagar el fuego y esperar a que el cuscús se hinche. Escurrir el agua y mantener caliente.
10. Cuando haya reducido el caldo / salsa del cordero... emplatar y... a disfrutar. En este momento lo podemos rociar con menta picada.




QUE APROVECHE!!!

16 comentarios:

  1. Olá!:) aspecto maravilhoso e tentador! muito bom mesmo! parabéns e obrigada por partilhar:) boa semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Coradinha.
      Pues la verdad es que me quedó con un aspecto "tentador".
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  2. Hola Juan Carlos

    Fíjate que no soy de cordero pero vamos me pones este platito delante y me como hasta los huesitos.

    Con los ingredientes que lleva tiene que ser toda una fiesta poder degustarlo.

    Buen dia, besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bego.
      La verdad es que a mi me pasaba lo mismo. No me gustaba mucho el cordero. Sólo le ponía atención cuando era lechal, claro. Desde que me he aficionado a concinarlo "a lo árabe" me gusta más incluso que el lechal. Es una pasada esos sabores agridulces, combinados con la jugosidad de la carne de cordero.
      Gracias por comentar.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  3. UAUUUUUUUUUUU!!!ESPECTACULAR, SE VE DE MUERTE Y CON ESA SALSITA, QUE RICO, ME HA ENCANTADO LA RECETA, FELICIDADES UNA PASADA,

    CHAITO,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nuri. Pues sí, la salsita esta para mojar.
      Un saludo
      Juan Carlos.

      Eliminar
  4. MADRE MÍA, POR FAVOR QUE COSA TAN BUENAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! y lo pongo en mayúsculas porque no me puedo llevar un plato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vero, por tu comentario.
      La verdad es que estaba muy rico. Tanto como tu crema de zanahorias, que acabo de ver en tu blog. Oye espectacular.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  5. Te felicito tiene una pinta estupenda, besitos guapo

    ResponderEliminar
  6. uuaaaaaaaau!!! Juan Carlos, que receta mas ESPECTACULAR y EXQUISITA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lolines, por tu comentario.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  7. Hola Juan Carlos de nuevo, he comprado una olla como la tuya en los chinos, pero no pone nada y no se si me valdría para la vitrocerámica, tiene que poner algo? O la puedo usar ya? Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yoli.
      Para la vitrocerámica VALE CUALQUIER CACHARRO.
      Yo en mi casa tengo barro, hierro, porcelánico...etc. Otra cosa es que tuvieras inducción. pero en la vitro normal puedes cocinar con todo.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias guapo, pues mañana me pongo con el corderito, que a mi lo de no comer carne el jueves santo me da bastante igual, un beso y muchisimas gracias

      Eliminar
  8. Juan Carlos, ¡¡espectacular!!!
    Volvimos a casa hablando tanto de lo bien que comimos y de lo bien que cocinas y de lo rico que estaba ....que mi hermano quiere que intente imitarte y hacerlo yo el próximo domingo... ¡¡qué reto!!! Va a ser imposible ni siquiera acercarme! Pero como ves ya estoy documentándome en el blog... y es una buena excusa para seguirte a partir de ahora..
    !Mil gracias !

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Me encantará poder responderte y visitar tus sitios web.