sábado, 1 de diciembre de 2012

CONEJO AL AJILLO CON CUSCÚS

Os presento una receta tradicional (por lo menos en mi familia) y muy sencilla.
Como sabéis estamos en plena temporada de caza menor, y claro, en muchos hogares de por aquí, de vez en cuando, se come el conejo, animal muy común por aquí. Aunque, os digo que este producto se puede comprar durante todo el año en sitios como Mercadona, que siempre está a buen precio. No es lo mismo, pero también están muy ricos.
Pues este conejo al ajillo, lo he acompañado con cus-cús, por darle al plato otra presencia, pero desde luego, con un trozo de pan y buen vino a esto no le hace falta nada más.
Lo que más me gusta es la sencillez de esta receta, que se basa en una fritada de tajadas de conejo, ajo (bastante), vino blanco y... guindilla (esto opcional, claro)... y nada más. La receta admite alguna hierba aromática que os guste. Yo le puse tomillo, pero también admite orégano y albahaca, que queda fantástica.
Mi madre lo ha hecho muchísimo, pero recuerdo con cariño que este plato lo hacían también, mi tío Antonio y mi tía Carmen, cuando les íbamos a visitar. Eran mis tíos del alma... a los que desde aquí les mando un beso muy grande (donde quiera que estén; si hay cielo, en él seguro)...y... lo hacían con conejos de campo, conejos que, como sabéis, tienen la carne "más recia" y apretada y que necesitaban más vino blanco y una cocción un poco más prolongada. Si los preparaba mi tía, estaban en su punto de guindilla, ... pero como los hiciera mi tío...¡ay, madre!... había que tener arrestos para comerse un par de tajadas, por el terrible picor de las guindillas que te abrasaba la boca... Mi tío siempre decía...- ¡si no pica!...- ¡ bebe vino y verá cómo se pasa!.... y eso hacía yo, beber vino y... sonreir.



INGREDIENTES para 6 personas.

- Dos conejos límpios y troceados. Los trozos nos los puede hacer el carnicero. Pueden ser camperos o de granja.
- Dos cabezas de ajos.
- 500 ml. de vino blanco.
- Tomillo, orégano o albahaca (admite cualquiera de las tres. Puede ser en fresco o secas).
- Sal y pimienta
- Una o dos guindillas secas (opcional. Os recomiendo una al menos, porque tiene su punto).
- 150g. de cus-cús (también admite de acompañamiento unas patatas; fritas, panaderas, comineras...etc. y un arrocito blanco).
- Aceite de Oliva Virgen Extra.

ELABORACIÓN
1. Salpimentar convenientemente los trozos de conejo. Incluso las llamadas "asaduras": el hígado, corazón...etc. En casa desechamos la cabeza, pero si os gusta la podéis poner.
2. En una sartén amplia freír bien los trozos de conejo.  Si el recipiente que tenéis es pequeño freír por tandas, ya que se tarda menos, y una vez que tengáis todo frito volverlo a echar todo a la misma sartén. Bajamos a fuego bajo.
3. Mientras se han estado friendo los trozos de conejo, podemos adelantar pelando los ajos y machacándolos hasta hacer con ellos un puré... (yo reservé algunos enteros para la presentación de plato).
4. Una vez que hemos frito el conejo echamos los ajos, el vino, la guindilla, todo junto. Si tenemos alguna hierba aromática, la podemos echar en este momento. Subimos el fuego... y removemos para integrar.
5. Bajamos el fuego y tapamos durante 20 minutos, para que la carne coja el sabor del vino, el ajo y las hierbas.
6. Pasado este tiempo, destapamos y dejamos reducir. En este momento decidimos si queremos dejar el plato "con un poco de salsita" para mojar pan, o lo dejamos más bien sequito. A vuestro gusto.
7. Para hacer el cus-cús, ya sabéis que es muy fácil, ponéis una cantidad de agua con sal que os indique el fabricante del producto con respecto a la cantidad de cuscús que vais a cocinar, llevarla a hervir, echar el cuscús y apartar del fuego tapando el recipiente. En cinco o seis minutos tendréis un estupendo cuscús. Después añadirle un chorrito de aceite de oliva virgen extra para suavizarlo y darle sabor.
8. Presentación del plato:
- Con un aro emplatamos el cuscús, para que quede bonito.
- Unas cuantas tajadas del maravilloso conejo al ajillo.

A DISFRUTAR!!!

12 comentarios:

  1. mira que no te tenía yo localizado, esto no puede ser, ya esta arreglado y me he echo seguidora!! buenísimo este conejo!! buenísimo!!

    ResponderEliminar
  2. J.C. el conejo al ajillo está delicioso y acompañado con cuscus, aun mejor

    ResponderEliminar
  3. Qué delicia de plato, muy completo, una exquisitez!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. me encanta el conejo al ajillo Juan Carlos, es de mis platos preferidos!! La verdad es que nunca lo he acompañado con cus cus, pero me parece una idea buenísima, tomo nota porque tiene una pinta de lujo!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Ay querido tocayo, ésta vez paso a saludarte y a desearte una feliz entrada de semana, porque el conejo no es lo mío, aunque siendo sincero, tengo que confesarte que mi padre, que era cazador, solía preparar unas paellas campestres con conejo que me encantaban, pero sólo me comía el arroz, sin embargo sí me encanta el sabor que le da al mismo. Recibe un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. ayss yo no puedorr con el conejo,pero me lo cambio por pollo y te dejo el platito pero bien limpito! jeje
    saludos.

    ResponderEliminar
  7. Nada como un conejo de campo al ajillo, que aunque se puede hacer con el de granja pero no es lo mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que bueno Juan Carlos, en mi casa también se come mucho, muchisimo, no del campo si no del mercadona pero muy ricos, creo que es como mejor queda, al ajillo ó por lo menos como a mi más me gusta....y con cous cous ummmmmm me está llegando hasta aqui el olorcito.....
    Una preguntita, que son las comineras???
    Mil besotes mi niño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yoli. Pues las comineras son las patatas comineras. Que un día hice y que puedes ver en la sección de acompañamientos. La publiqué el 16 de Octubre. Te dejo el enlace :
      http://la-lengua-de-la-mariposa.blogspot.com.es/2012/10/patatas-comineras.html
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  9. Qué entrada tan entrañable llena de sentimiento y buenos recuerdos , me ha encantado, al igual que la receta .
    No he tenido el gusto de comer conejo de campo, pero ya me imagino que el sabor nada tiene que ver ......el pollo sí que tengo la suerte de comerlo de los que crian mis tias en libertad y su sabor , su carne , es completamente diferente al que nos venden , pero bueno cuando no tenemos la oportunidad, no nos queda mas remedio que conformarnos verdad ?....
    Como siempre de matrícula Juan Carlos.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  10. Uno de mis recuerdos también, qué sabor y el olor que dejaba en la casa. Me encanta y con el cous cous perfecto. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  11. Una buena elaboración, con un acompañamiento bien pensado. Combinados a la perfección.
    Te felicito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Me encantará poder responderte y visitar tus sitios web.