viernes, 8 de junio de 2012

VERDINAS CON GAMBONES Y ALMEJAS

Los médicos recomiendan que no dejemos de comer legumbre, incluso en verano. La opción, ahora que llegan los calores, es plantearse con ellas otro tipo de recetas, menos grasas y menos contundentes; ya sean en ensalada, o como en este caso un guiso con ingredientes bajos en calorías: gambones y almejas.
Esto fue lo que hicimos el pasado domingo con mis amigos Chiqui y Yoli. Ellos pusieron los ingredientes (fabulosos ingredientes, por cierto) y yo... pues eso... la mano de obra.


La verdad es que este plato tuvo su gracia y su magia, porque lo hicimos en una olla ferroviaria, que ellos tienen, y que le dio el punto de plato campero y tradicional. Mirad qué preciosidad de cacharro.


Las ollas ferroviarias son unos utensilios tradicionales que utilizaban para cocinar los antiguos  ferroviarios (de ahí su nombre) y que servían para hacer sus cocidos y guisos. Este instrumento-cocina portátil viene de la época de cuando los trenes iban con carbón. Pues bien, ellos sacaban de la caldera unas cuantas ascuas de carbón, las introducían debajo de la cacerola (por la puerta que veis en la foto), ponían los ingredientes, agua y de esta forma "comían caliente" todos los días.

INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS
- 500 g. de judía verdina (podéis hacerlo con cualquier tipo de judía)
- 16 gambones o langostinos.
- 500g. de almejas 
- 1 manojo de espárragos.
- 1 puerro grande (dos si son pequeños)
- Una cabeza de ajos
- Dos hojas de laurel
- 2 tomates maduros.
- 1 cucharadita de tomillo
- Dos cucharaditas de pimentón agridulce D.O. La Vera. Podéis ponerle una de ellas picante.
- 1/2 cucharadita de pimienta negra
- 100 ml. de vino blanco
- Perejil.
- Aceite de Oliva Virgen Extra.
- Sal.

ELABORACIÓN

1. Escurrir las verdinas que habrán estado en remojo unas 10-12 horas.
2. Pelamos los langostinos, quitándoles el intestino (muy fácil haciéndoles una hendidura con un cuchillo en la parte de arriba y tirando de él) y los reservamos en la nevera. 
3. Hacemos el caldo:
- Las cabezas (y sólo las cabezas), las ponemos en una olla amplia con un poco de aceite (1 ó 2 cucharadas). Aplastamos las cabezas, ayudándonos con la paleta de madera, para sacarles todo su jugo.
- Añadimos la cebolla pelada y cortada en cuatro trozos
- Añadimos el tomate partido.
- 3-4 dientes de ajo pelados
- media cucharada de pimienta negra y las dos hojas de laurel.
- Poner de entre 2,5 y 3 litros de agua. Llevar a ebullición y dejar cocer a fuego muy lento durante media hora.
- Pasado este tiempo, sacamos las hojas de laurel, y trituramos con la batidora. Pasamos el caldo por el chino para impedir que queden restos de cáscaras. Aprovechar todo el jugo.
- Reservar.
4. Abrimos las almejas:
- Mantener las almejas previamente a su elaboración 30 minutos en agua con sal, para que suelten la arenilla, si es que la tienen.
- En una sartén con un poco de aceite de oliva (2-3 cucharadas) caliente, introduce 4-5 ajos picados, sofríe los ajos sin dorar, añade el vino, espera a ebullición, e inmediatamente introduce las almejas, tapando la sartén con una tapa. En menos de un minuto estará abiertas. No conviene que las paséis.
- Retirar y el caldo de éstas se lo añadimos al caldo anterior, y reservamos en un plato las almejas abiertas, tapaditas con papel aluminio.

5. Lavar y cortar los espárragos, desechando la parte dura. Separa las puntas del resto. Las puntas las pondremos en el último momento, en los 5 últimos minutos de cocción de las verdinas.

6. Hacemos el sofrito:
- Pelar y cortar el puerro muy fino, sofreír en un poco de aceite (5-6 cucharadas); pasados un par de minutos añadir el resto de los ajos de la cabeza (2-3), y los espárragos (menos las puntas). Salpimentar al gusto. Agregar el tomate pelado y cortado, cocinamos, o podemos utilizar 100-150 ml. de tomate frito hecho, con lo cual ya tendríamos hecho el sofrito.
- Añadir el tomillo.

7. En este momento pasamos el sofrito a la olla, donde va a cocer (nosotros lo pasamos a la olla ferroviaria), añadimos las verdinas y el caldo preparado anteriormente. Tiene que cubrir las verdinas 3-4 dedos por encima.

8. Espolvoreamos con el pimentón, ajustar de sal y dejar cocer a fuego lento durante al menos una hora y cuarto o hasta que las judías verdinas estén tiernas (iremos probando). Comprobar que tienen caldo. Si redujera, como para quedarse secas, añadir un poco de agua.

9. Los últimos 5 minutos añadir las puntas de espárrago que habíamos reservado.

10. Cuando las verdinas estén hechas, apartar el guiso del fuego e incorporar los langostinos y las almejas. Integramos bien y dejar reposar 4-5 minutos. Tiempo que será suficiente para que los gambones se hagan con el propio calor.

11. Picar perejil fresco bien picadito y poner por encima, o en cada plato.


DE DIEZ!!!

46 comentarios:

  1. Muy buena sugerencia! Pero me falta la olla (snif, snif!) Qué preciosidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo tampoco la tengo, y aunque es verdad que es muy bonita, este guiso lo podemos hacer con cualquier olla.
      Gracias por el comentario.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  2. Que receta más rica y diferente!! Sabes, mi marido tambien es ferroviario pero tampoco tengo esa preciosidad de olla!! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Mavi... estas las puedes adquirir en cualquier ferretería de calidad. Me supongo que tu marido será joven. Estas ollas son de cuando los trenes iban con carbón... así que ya ha llovido.

      Gracias por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Un guiso GENIAL, los ingredientes EXQUISITOS, la olla AUTÉNTICA, y el cocinero .......
    SUPERIOR

    ResponderEliminar
  4. Interesante la olla, el cómo se usa y la receta para hacerla ya!
    Saludos desde Argentina
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es una olla que ahorra energía, porque con muy poca cantidad de carbón tienes garantizadas 3-4 horas de cocción.
      Gracias por el comentario.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  5. Menudo guiso, un plato de rechupete¡¡¡¡,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mari Jose.
      Gracias por el comentario.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  6. Que plato, te quedó riquisimas estas verdinas con marisco.Muchas gracias por la explicación de como se cocinaban...Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Doris. Qué bueno verte otra vez por aquí.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  7. De diez no, de veinte Juan Carlos, que bueno chiquillo, a mi me encanta la legumbre todo el año, cuando vienen los calores en ensalada, pero así va a estar divina nene, con lo que me gusta a mi el marisco...Mil besos buenorro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yoli, tu eres como yo... que nos gustan los guisos de legumbre sea de lo que sea. Desde luego éste se puede comer todo el año.
      Me paso por tu blog, a ver qué receta "te copio" mi niña.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  8. pues a pesar de que debe estar de rechupete, no me gustan las alubias, así que este plato está vetado. Un beso.
    Una observación, Juan Carlos, el premio blog original que tienes puesto en el sidebar no es el original, este está modificado, porque el original lo hice yo. Te invito a que lo recojas desde mi blog de premios SARI APALA. Me parece fatal que la gente modifique originales, ¿a tí no? con lo fácil que es hacerlos!!!
    No estoy muy segura de quién lo hice, pero lo voy a averiguar. Un saludo, un beso y una flor. (al partir, canción de todos conocida, jaja).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón llevas, Blanca.
      Te dejo un comentario en tu blog.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  9. sniff sniff, ahhhhhhhhhh yo quiero esa ollita, y un plaitoto de esas verdinas tambien, pero me vonformaba con esa preciosidad de ollita ferrovoiaria, nunca habia visto nada igual,.
    Un fuerte abrazo, y ahora si, me llevo ese platazo
    Un fuerte abrazo mi bello Juanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRacias, Walkiria... si viviésemos cerca mi vecino te la prestaba sin ningún problema.
      Gracias por comentar.
      Un besazo.

      Eliminar
  10. menudo plato mas bueno! yo la verdad es que a partede ponerlas en guisos o potajes poco mas hago,tengo que probar con las ensaladas!
    saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Laury.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  11. Ostras!!! Qué pinta tiene este plato, tiene que estar buenísimo, con tu permiso, me lo llevo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo estaba, lo estaba... porque no quedó "ni zarapeta".
      Gracias por tu comentario, Mar.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  12. Por supuesto, Juan Carlos, faltaría más, te puedes quedar con él y con todo lo que hay en mi blog sin problemas. Es un honor formar parte de tu blog en forma de imagen. Gracias, gracias y gracias. Un besazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Blanca, el sentimiento es recíproco.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  13. ohhh....tiene una pinta especialmente sabrosa me encantan la combinación,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rosita.
      Gracias por comentar.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  14. looks so easy to prepare and delicious...lovely!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Well, you're right, it's easy. Thanks for commenting on my blog.
      A greeting.
      Juan Carlos

      Eliminar
  15. Que chula la olla y que buenas las verdinas, me parece que tiene que ser un plato exquisito solo con verlo me dan ganas de ponerme a comer besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es un plato extraordinario.
      Gracias por comentar, Noe.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  16. Que plato mas delicioso, ademas lo digo con conocimiento de causa, no es que lo haya comido bien igual, pero si muy parecido, y esta de vicio. te quedo perfecto.
    Que tengas una buena semana.
    http://xoriguer48-lasrecetasdelabuelo.bl...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, Jaime. Es cierto, que quien lo prueba repite.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  17. Pero que platazo Juan Carlos! Mira que no soy muy fan de las legumbres y menos en verano, pero vamos, que así cocinadasn o les haría un feo en absoluto, qué buena pinta!! Y la olla me parece chulísima!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rebeca, por tu valoración y comentario.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  18. Rico no, lo de después, porque las verdinas están siempre ricas, pero ya si las acompañas con gambas ni te cuento.

    Ando yo a la busca y captura de una olla ferroviaria, pero nada se me resiste no veas tu como.

    Así que me quedo con los dientes largos, mirando la de tu post. Y sus comentarios.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Virginia. Gracias por tus opiniones y comentarios.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  19. Qué buenas están en cualquier época del año eh! Yo hice la semana pasada garbanzos con almejas y no hay semana que no ponga alguna legumbre. Tu receta se parece a una que típica de Cádiz que es Garbanzos con langostinos. Qué curiosa esa olla, seguro que cocina de Lujo! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que es un auténtico lujazo. Los guisos en esta olla tienen sabor a tradicional, a chimenea, a lumbre.
      Gracias por el comentario, Ralu.
      Un saludo.

      Eliminar
  20. Preciosa la olla ferroviaria y un plato delicioso. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Clara.
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  21. no conocia este chiminique.. pero no me importaria probar unos gambones com el resto de acom,pañamiento recien salidos de tal olla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo tampoco la conocía, hasta hace muy poco. Creo que haré con ella muchos guisos.
      Gracias por comentar, Alfons.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
  22. Las legumbres son buenísimas, todo el año y cocinadas de ésta forma quedan perfectas, sabrosisimas!!!!!!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, `por comentar... estoy totalmente de acuerdo contigo. Las legumbres son una fuente de proteina y de fibra de muchísima calidad.
      Un saludo.
      Juan Carlos

      Eliminar
    2. ¡Fantástica receta!
      Como tú bien dices, estas verdinas son de 10... y digo yo que de 20 si lo hubiera en el baremo.

      Hace unos días que estaba buscando por la red una receta que me pareciera "aparente" para cocinar unas verdinas que me traje este verano de Llanes(Asturias) , pero que no tenía muy claro como cocinar.
      Vi distintas opciones, pero cuando dí con TU receta ya no lo dudé.

      Hoy en mi casa se han degustado unas verdinas con marisco extraordinarias.

      No conocía tu sitio pero, visto lo visto, a partir de ya y con tu permiso, voy a poner lupa en mano para no perderme detalle.

      Gracias amigo, mil gracias por compartir

      Eliminar
    3. Muchas gracias, Izaskum. Me alegro que la receta te guste y que haya gustado a los tuyos... gracias por seguirme, espero no defraudarte...
      Un besazo.
      Juan Carlos

      Eliminar

Deja un comentario. Me encantará poder responderte y visitar tus sitios web.