lunes, 12 de agosto de 2013

VENTRESCA DE BONITO AL HORNO.

En verano no dejéis de consumir esta exquisitez que nos llega del mar, pues es la época para consumir tanto el atún como el bonito. Cada vez que llega una ventresca a casa y la hacemos de forma sencilla, con ajo y perejil, chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta, y la metemos al horno, y cuando nos disponemos a comerla... me vienen a la memoria aquellas tardes que íbamos a cenar, a La Ría. La Ría era un pequeño restaurante (digo pequeño, porque realmente lo era, que parecíamos sardinas en lata de tan pequeño que era) de pescado y marisco que había en Toledo, al que íbamos los amigos cuando había algo que celebar. Ahora este típico lugar ya no existe... aunque los dueños abrieron a pocos metros un restaurante mucho más espacioso y acondicionado: La Naviera.

Pues ahí os va... mi sencilla receta de ventresca (de atún o bonito)... sencilla y realmente jugosa.


INGREDIENTES.
- Media ventresca. Puede ser una entera, aunque todo depende del tamaño del"bicho". Eso vosotros lo calculáis.
- Un par de dientes de ajo para media ventresca.
- Perejil picado.
- Sal y pimienta.
- Aceite de oliva virgen extra, de calidad.

ELABORACIÓN
- En una bandeja de horno, colocamos la ventresca, añadimos sal y pimienta, los ajos cortados finamente, el perejil picado, y  un chorrito de aceite de oliva.
- 10 minutos en el horno, previamente precalentado a 180 grados. Si la ventresca es mayor probablemente necesite un par de minutos más. Podéis comprobar el punto si se separan las "lascas" con facilidad,... es que ya está hecha. Mi recomendación es que no la paséis, pues pierde toda su jugosidad.

INMENSO!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario. Me encantará poder responderte y visitar tus sitios web.