sábado, 15 de octubre de 2011

EL HABLA DEL SILENCIO...2008


EL HABLA DEL SILENCIO. Fue el "habla de Extremadura" en la cena, junto con el ajoblanco. Este fue uno de los vinos que trajo mi amigo J. Flores y que acompañó los entrantes de la cena con los amigos de Canarias.

Un auténtico vinazo que estuvo a la altura de los entrantes fríos de la cena:
- Ajoblanco con tartar de tomate.
- Carpaccio de ciervo.
- Salpicón de pulpo.
- Jamón ibérico
- Queso manchego.

Habla del silencio...2008 es un vino D.O. Extremadura, de una consolidada bodega de Trujillo. La verdad es un vino que te deja "sin palabras". Este extraordinario vino, lleno de matices, es un vino que se puede adquirir a buen precio: en torno a los 10€. 
Un vino que trajo mi amigo J.Flores para aportar ese "orgullo" extremeño a la mesa de esa noche.

De color cereza intento, muy cubierto con ribetes violáceos.
En nariz aparecen intensos y complejos aromas. La fruta se nos presenta madura acompañada de notas balsámicas y notas de su breve paso por madera. Aparecen las notas de las frutas del bosque grosellas, cerezas y además pimienta, café y romero.
En boca, hay que descubrirse. Se presenta muy potente, de paso fresco y goloso, con notas de frutas y al final de bombonería licorosa. Final largo, intenso y persistente.


SEIS QUINTAS: VINO MARCA DE AQUÍ, HECHO EN PORTUGAL.



El vino tinto Seis Quintas es del Grupo de Bodegas Martúe, por todos conocida, está elaborado en la zona del Douro en Portugal.

Las uvas que utiliza son Touriga Nacional, Tinta Roriz y Touriga Franca. Tiene 14 meses de barrica de frances 85% y americano 15%.

Es un vino que a la vista tiene un profundo color rojo cereza de alta capa. En nariz presenta un aroma muy personal, donde se mezclan notas de calidad y frescura. Por un lado la frutaroja madura y por otro la sensación balsámica. Después oxigenado, aparecen aromas de bombón de licor, madera tostada y tierra húmeda. En boca...carnoso y potente, con una perfecta acidadez apareciendo al final los toques frutales.

Podemos encontrarlos muy bien de precio entre 11 y 12 €

Acompañó perfectamente el segundo plato, que consistía en probar dos D.O diferentes del chuletón de buey.
- Chuletón de D.O de Galicia
- Chuletón de D.O Alemania.

La carne la hicimos a la brasa y se acompañó con papas arrugadas y mojo verde y rojo canario (en homenaje a nuestros amigos Begoña y Emiliano).

La carne, exquisita. Todos convinimos que la carne gallega se distinguía de la alemana por su ternura y sabor.
El vino...a la altura de las circunstancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario. Me encantará poder responderte y visitar tus sitios web.